Helena Feenstra

Helena Feenstra, joven guitarrista flamenca, nacida en Valencia de padres holandeses. Comenzó su pasión por la guitarra a una temprana edad, comenzando con breves lecciones de su padre, Alfred Feenstra, aprendiendo canciones de rock & roll, blues, etc. Más tarde, durante años, se decantó por la guitarra eléctrica, tocando en grupos de rock y haciendo actuaciones con diferentes formaciones.

Fue al terminar sus estudios universitarios (2011) cuando comenzó a interesarse por la guitarra flamenca, a partir de haber ido con su padre, Alfred, al Festival de la Guitarra de Córdoba. Ahí conoció y fue alumna de Paco Serrano, guitarrista flamenco cordobés, quién le hizo despertar su interés por la guitarra flamenca y todo lo que le rodea. Desde entonces su fascinación por la guitarra flamenca fue acrecentando hasta el día de hoy en el que ha convertido en su mayor pasión.

A finales del 2011 conoció a su maestro Javier Zamora, guitarrista flamenco valenciano, y fue junto a él con quién fue desarrollándose tanto a nivel técnico como a nivel personal. Todo un descubrimiento que le abrió las puertas a una nueva forma de vida, en la que la felicidad aparece siempre como protagonista.

En Miradas Helena interpreta obras de sus dos grandes maestros, Alfred Feenstra (su padre) y Javier Zamora (su maestro). A dúo junto a su padre interpretan dos canciones en la que se mezcla la guitarra clásica con la flamenca, ambas guitarras se fusionan dando lugar a un diálogo entre padre e hija.

El toque de Helena destila ante todo vida. La limpieza de ejecución y un sonido nítido, exento de impurezas, constituye su principal característica. Su guitarra viaja siempre en el estuche de la ilusión, destilando todas sus notas ese aroma suyo tan particular.